Porque las noticias que corren de voz en voz, son clara resistencia a la desinformación.

Encuentran los cuerpos de dos jóvenes atados y con impactos de bala, en Atenango del Río; eran de Huitzuco

Atenango del Río, Gro. Abril 8 de 2013.

Los cadáveres de dos jóvenes originarios de Huitzuco con impactos de bala, las manos atadas, amordazados con cinta industrial y visibles huellas de tortura fueron encontrados la noche del pasado jueves, 4 de abril, a orillas de un camino agreste del municipio de Atenango del Río, región Norte de Guerrero.

De acuerdo a las autoridades, el hallazgo se realizó al filo de las 20:30 horas por parte de la dirección de Seguridad Pública municipal de Atenango del Río, luego de un reporte en el que indicaban que en las inmediaciones de Apanguito, comunidad perteneciente a Atenango, cerca del crucero de la comunidad de Santa Cruz, en el paraje conocido como "Paso Hondo" o "Paso Seco", a orillas del camino de terracería se encontraban los cadáveres de dos hombres.

Al lugar arribaron autoridades y en el sitio fueron localizados los cadáveres de dos hombres atados de pies y manos, cubiertos de la cabeza con cinta industrial color gris, visiblemente torturados y con una soga color gris al cuello con la que, se presume, fueron ahorcados.

Junto a ellos se encontraba una cartulina amarilla en la que figuraba la leyenda: “Esto le va a pasar a los contrarios jajaja... Sigues tú chiquis. Ate. La F.M.”.

Los cuerpos fueron levantados y trasladados en calidad de desconocidos al Servicio Médico Forense en Iguala, donde más tarde dueron identificados como originarios de la ciudad de Huitzuco.

Las víctimas son Luis Miguel Eligio Sastre, de 21 años de edad, con domicilio en la calle Paraíso de la colonia La Cruz, en Huitzuco, de ocupación campesino, y Marco Antonio Varela Terán de 19 años, de oficio ayudante de albañil, con domicilio en la calle Cuauhtémoc de la colonia Centro, también de Huitzuco.

Los familiares señalaron que desconocen lo que ocurrió, ya que los jóvenes, cada uno por su cuenta, salieron a trabajar y no supieron de ellos sino hasta el viernes, cuando el caso de sus muertes fue publicado en un periódico, por lo que se trasladaron a las instalaciones del Semefo en Iguala donde lograron identicarlos.

Tras el reclamo, los cuerpos fueron trasladados a su lugar de origen.

El punto donde se descubrieron los cuerpos es el mismo donde, el pasado 9 de marzo, sujetos armados despojaron de sus vehículos al menos a 4 automovilistas. Las unidades fueron abandonadas horas después tras participar en una balacera en la cabecera municipal de Atenango, la que de acuerdo a reportes periodísticos dejó, al menos, una mujer de 52 años desaparecida por rapto.




Fuentes: El Diario de la Tarde, viernes 5 de abril.
Diario 21, sábado 6 de abril.
Diario 21, lunes 8 de abril.

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Historial